La sonrisa que une

Sábado 23 de noviembre

Proyecto Jordania, actuación en Madaba.

Hola de nuevo!

El pasado sábado 23 realizamos una actuación en una de las escuelas principales de Madaba, al sureste de Ammán. Madaba es conocida en la ruta del turismo en Jordania por albergar el “Monte Nebo”, lugar en el que se cuenta murió Moisés.

Pues bien, en Madaba, ciudad de 65.000 habitantes alberga ahora 10.000 ciudadanos más (cifras aproximadas, no existe un censo claro), refugiados sirios, que viven en pisos alquilados, con familias que les acogen, pero también en pequeños campamentos esparcidos por los alrededores de la ciudad. El esquema se repite en muchas ciudades del país, que han visto incrementar su población en miles de personas debido al conflicto en Siria.

Contamos con la presencia de 90 niños y niñas, 60 de los cuales eran refugiados sirios y 30 eran jordanos. Es muy importante que la población infantil refugiada comparta espacios de ocio con la población local, ya que de ello depende en gran medida la buena convivencia también entre las familias. Tal y como comentaba una de las mujeres a cargo de la organización del espectáculo:

“Muchos de estos niños y niñas sólo piensan en la guerra, en lo que han vivido y han visto, lo notas en sus miradas. Por eso son tan buenas actividades como está, que se rían, que aplaudan…”

Durante la primera expedición de PSF a Jordania en el marco de la crisis siria, hace exactamente un año, en los espectáculos que realizamos en Irbid y Mafraq, a donde nos dirigimos el próximo lunes 25, nos comentaban sobre la gran capacidad de aglutinar que tienen los espectáculos de Payasos Sin Fronteras, juntando iraquíes, sirios y jordanos en un mismo espacio, con el único propósito de que se reúnan, y de que lo hagan juntos. Especialmente en las ciudades fronterizas con Siria la tensión entre comunidades de refugiados es a menudo elevada, y actividades que agrupan a niños y niñas de diferente procedencia son fundamentales para provocar espacios de distensión y convivencia.

Desafortunadamente, un año después de nuestra primera visita, la situación no ha mejorado sino que ha empeorado sustancialmente, multiplicando por 5 el número de personas refugiadas en el campo de Za’atari, por ejemplo, con la consiguiente presión demográfica que ello comporta sobre todas las ciudades de la frontera.

¡Os dejamos con algunas imágenes de la actuación del pasado sábado!

Todas las imágenes ©Samuel Rodríguez/Payasos Sin Fronteras

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Hola ! Desconecta